SOCIEDAD, ARTE Y ENTORNO EN TADASHI KAWAMATA

Entre la escultura y lo arquitectónico, el trabajo del artista japonés Tadashi Kawamata nos propone a través de la transformación del entorno, una reflexión profunda sobre nuestra sociedad de consumo y como está de alguna manera afecta directamente al sistema del arte contemporáneo. En su obra, mayoritariamente instalación, nos propone cuestionarnos conceptos como construcción, destrucción, el espacio público, el objeto artístico o sobre el “proceso” en la producción artística.

Para elaborar sus obras y estableciendo siempre un vínculo entre el estatus socioeconómico y los estilos arquitectónicos, Tadashi Kawamata utiliza materiales reutilizados y producidos en masa como cartón, madera, materiales que encuentra cerca de los lugares donde realiza las obras, poniendo así en evidencia los excesos de una sociedad consumista. Para ello, utiliza las fachadas de las construcciones clásicas que encuentra en las diferentes ciudades, para contraponer una serie de construcciones que se contradicen con los principios básicos de la arquitectura, provocando en el espectador un impacto que le obliga a establecer un nuevo diálogo sobre el espacio desde lo perceptivo y lo utilitario.

Ante una sociedad cada vez más injusta y desigual, Kawamata se emplea a fondo para criticar con sus obras de madera, y hacer que ciudades, calles y plazas, se conviertan en espacios improvisados para la reflexión sobre la dimensión urbana y pública del espacio. Sus instalaciones sueles ser efímeras, y están a merced de lo que sucede en cada entorno, volviendo así a reflexionar sobre el objeto artístico y su verdadero valor en el mercado del arte. Haciendo siempre referencia al paisaje, la historia o la arquitectura del lugar, y utilizando la ciudad como su particular campo de batalla, Kawamata utiliza el espacio público para reflexionar sobre el presente y el pasado, haciendo referencia muchas veces al caos que reside en las ciudades modernas, a pesar del aparente racionalismo empleado a la hora de construirlas.

Así el "proceso" y la "acción" se convierten en dos premisas indispensables para entender el trabajo de este artista japonés, que ejerciendo también de profesor de arte, actualmente vive y trabaja entre París y Tokio. Una obra que toma la dimensión de “ente social”, que nace para cobijar y dar amparo a las reflexiones de los ciudadanos que habitan en cada entorno. El objetivo de Kawamata es cambiar estos entornos y mostrar a los espectadores una visión completamente nueva que nos permita cuestionar nuestro contexto, la forma en que se construye y cómo interactuamos con él. A modo de nidos, sus construcciones en las copas de los arboles, representan pequeños refugios que recuerdan las cuevas primitivas o las madrigueras de animales que aluden a esa necesidad de cobijarse y buscar resguardo ante una sociedad cada vez más fría y deshumanizada.

Eduardo Álvarez | Madrid | 24 de Septiembre 2018

Se informa que utilizamos cookies para dar la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

El navegar o utilizar nuestros servicios implica que acepta el uso de las cookies indicadas, si bien puede cambiar su configuración y obtener más información Saber más

Acepto

Se informa que utilizamos cookies para dar la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

El navegar o utilizar nuestros servicios implica que acepta el uso de las cookies indicadas, si bien puede cambiar su configuración y obtener más información Saber más

Acepto