BERLÍN MIRA A 4 JOVENES ARTISTAS

BERLÍN MIRA A 4 JOVENES ARTISTAS

Cuatro mujeres han sido las artistas seleccionadas para el Premio National Gallery de Alemania: Sol Calero (1982, Venezuela), Iman Issa (1979, Egipto), Jumana Manna (1987, EE.UU) Agnieszka Polska (1985, Polonia). Un premio que nace en el año 2000 para destacar el trabajo de artistas, que independientemente de su nacionalidad, trabajan y viven en Alemania. Cuatro artistas menores de 40, que con sus trabajos han conseguido influencia y relevancia en el mundo del arte actual. Este año el premio centra su atención en cuatro artistas comprometidas con la historia, y con la necesidad de dar otra lectura a nuestros contextos más próximos.

El trabajo de las cuatro artistas seleccionadas se podrá ver en el Museo de Arte Contemporáneo Hamburger Bahnhof de Berlín hasta el 14 de enero de 2018. La ganadora de esta decimoséptima edición ha sido la artista polaca Agnieszka Polska.

- Agnieszka Polska nace en 1985 en Polonia, vive y trabaja en Berlín. Su trabajo se centra en la fotografía y el vídeo. Sus piezas están compuestas principalmente con material encontrado, fotografías de archivo e ilustraciones, que somete a diferentes intervenciones, ya sea animándolos o trabajando en la imagen existente. Con su trabajo investiga el impacto de la documentación utilizando imágenes de la vanguardia polaca, explorando las formas en que el lenguaje y la iconografía visual se manifiestan en la conciencia contemporánea. Sus videos animados evocan una sensación de melancolía y un anhelo de algo que tal vez nunca fue, pero que ella consigue hacer realidad. Los trabajos de Polska derivan de sus propios guiones y poemas, las conexiones entre las palabras y el impacto visual del significado que se yuxtaponen es precisamente lo que le interesa. Ha sido la ganadora del actual premio National Gallery de Alemania 2017.

- Sol Calero nace en 1982 Caracas, estudia Bellas Artes en Madrid, pero pronto se va a vivir y trabajara a Berlín. Su trabajo reflexiona desde una perspectiva crítica sobre las imágenes estereotipadas de Latinoamérica, queriendo aproximarse a la búsqueda de una posible identidad. Una serie de instalaciones producidas en los últimos cinco años, “Amazonas Shopping Center" le sirven a Calero para aproximarse y abordar diferentes temas políticos y sociales. Su investigación se detiene en el hecho histórico de como los EE.UU, durante casi toda mitad del siglo XX, han forzado y en ocasiones impuesto bajo la etiqueta de lo exótico, una identidad de lo latinoamericano que no es real. Sus trabajos a modo de instalación son una refrescante crítica sobre las etiquetas y los estereotipos, a veces impuestos, por un poder para generar siempre un beneficio económico, que de forma directa empobrece a la población.


© Foto David von Becker - De izqda a dcha - Jumana Mana, Sol Calero, Iman Isa, Agnieszka Polska.

Jumana Manna nace en 1987 en Estados Unidos, pero sus orígenes son Palestinos, trabaja y vive entre Berlín y Jerusalén. Su trabajo realizado en videoarte, escultura e instalación, gira en torno al cuerpo y la identidad de lo nacional centrado su investigación en las narrativas históricas. El trabajo de Manna es simbólico, elaborando entorno a un tema concreto una narrativa bien estructurada que lleva al espectador a través de un viaje psicológico. Sus esculturas muchas veces abstractas, se presentan como una foto simbólica de una escena, llenas de metáforas y alegorías que ponen en relación a la escultura con el cine. En su producción de vídeo se puede ver una cierta empatía hacia las personas más vulnerables. Aborda grandes temas que suelen estar vinculados a ciertos lugares del pasado, pero no hay melancolía o nostalgia en su trabajo, solo el recordatorio de que lo que sucedió no debe ser repetido. Uno de sus objetivos es que el público conozca el hecho y sienta la empatía hacia los más incomprendidos y marginados.

- Iman Issa nace en Egipto en 1979, vive y trabaja entre Berlín y el Cairo. Su trabajo se centra principalmente en la instalación, investigando las asociaciones políticas y personales de la historia, el lenguaje y el objeto. En su obra utiliza procedimientos convencionales de presentación museológica, como vitrinas, pedestales, etiquetas, cartelas y textos en vinilos, que utiliza para crear marcos y relatos que se sitúan fuera de un lugar o tiempo concretos. La historia se convierte en un ejercicio de narración ahistórica que puede concernirnos a todos.  Issa a menudo procede como si tuviera una relación hipotética con el medio o el tema, luego altera su posición durante el desarrollo de la pieza como una medida táctica. Esto le permite hacer una distinción entre lo que significa la identificación y el reconocimiento, siendo la primera conocer algo en su valor nominal, mientras que la segunda hace referencia a un uso inmaterial e inconsciente. El objeto se convierte así en un medio útil, para identificar y contextualizar una obra de arte.

Eduardo Álvarez | Madrid | 15 de noviembre 2017