DORIS SALCEDO O EL ARTE DE LA CONCIENCIA

DORIS SALCEDO O EL ARTE DE LA CONCIENCIA

El Museo Reina Sofía presenta en el Palacio de Cristal del Retiro la intervención de la artista colombiana Doris Salcedo, titulada “Palimpsesto, 2013-2017”. Una intervención que ahonda en el recuerdo de los hombres y mujeres que se han ahogado por el intento de llegar a Europa en busca de una mejor vida.  Desde el comienzo de su carrera Doris Salcedo se da cuenta del poder que tiene el arte para concienciar y comunicar de una forma global problemas que en principio parecían domésticos. Sus primeras investigaciones las realiza en su país natal entrevistando a familiares de personas que habían sido asesinadas por la violencia, recogiendo así su testimonio y utilizándolo como base y argumento para sus creaciones futuras.

El trabajo de Doris Salcedo se fundamenta en la concepción de arte como activismo, un entorno que le permite abordar temas como la violencia política o el sufrimiento de aquellos que han quedado excluidos de la posibilidad de llevar una vida digna. La artista colombiana busca con su trabajo (re)construir la historia, incompleta y fragmentada, de los seres que habitan en la periferia de la vida. Salcedo se considera como una escultora al servicio de las víctimas, concibiendo su obra como una oración fúnebre con la que trata de erigir los principios de una "poética del duelo". Y lo hace desde la premisa de que solo a través del duelo, que ella considera la acción más humana que existe, se puede devolver la dignidad y la humanidad arrebatadas. En esta ocasión en “Palimpsesto, 2013-2017”,  el suelo del Palacio de Cristal se convierte en soporte para que surjan gotas de agua que lentamente se unen hasta formar los nombres de hombres y mujeres que se han ahogado intentando llegar a Europa. La artista colombiana visibiliza así uno de los hechos más dramáticos e ignominiosos de la nuestra historia reciente: la muerte de miles de personas en las aguas del Mediterráneo ante la indiferencia, cuando no (in)consciente complicidad, de una sociedad europea anestesiada y en peligrosa deriva hacia un cierre identitario. Como en la mayoría de sus proyectos Salcedo elabora un relato o discurso de largo recorrido que exigen un complejo y minucioso trabajo de conceptualización, investigación y ejecución.

Doris Salcedo es una de las artistas más reconocidas de su generación, su trabajo se ha podido ver en museos como el Museum of Contemporary Art de Chicago (2015),  New Museum of Contemporary Art (Nueva York, 1998), San Francisco Museum of Modern Art (1999 y 2005), Tate Britain (Londres, 1999), Camden Arts Centre (Londres, 2001), Sala de Turbinas de la Tate Modern (Londres, 2007 ), Inhotim Centro de Arte Contemporânea (Belo Horizonte, 2008), MUAC (Ciudad de México, 2011), Moderna Museet (Malmö, 2011) o MAXXI (Roma, 2012).

Eduardo Álvarez | Madrid | 2 de octubre 2017